• Home

Noticias del sector

Hurto de vehículos, un delito en ascenso desde el 2016

En los cuatro primeros meses del año, se robaron en promedio en Colombia 27 carros cada día.

noticia-julio

Esto es por lo menos lo que indican las 3.299 denuncias recibidas por la Fiscalía entre el primero de enero y el primero de mayo pasados. Si se compara la cifra con el mismo periodo del año pasado, cuando se registraron 3.099 denuncias, el incremento del hurto de vehículos este año ha sido de 6,45 por ciento.

Lo más preocupante, sin embargo, es que la tendencia en el incremento del robo de carros viene desde el 2016 –cuando los automotores hurtados fueron 8.035– y no se ha detenido. En el 2017, la cifra de vehículos robados subió a 8.678, y el año pasado se robaron 1.037 carros más.

Según la Policía Nacional, el 45 por ciento de los hurtos ocurren cuando se dejan los vehículos parqueados en el espacio público, y el 30 por ciento, mediante la modalidad de atraco.

Alberto González, a quien le robaron la camioneta el domingo 17 de marzo, relató que la parqueó frente a un supermercado de la localidad de Kennedy, en Bogotá (ver nota anexa), y cuando salió ya no estaba. “No estuvimos más de 30 minutos en el almacén”, les narró a las autoridades refiriéndose a él y a su esposa, que lo acompañaba ese día.

Al revisar las cámaras de seguridad del sector se pudo observar que la pareja venía siendo seguida por dos hombres en moto. “Fue asombroso, en menos de 45 segundos uno de ellos abrió la camioneta y se la llevó. Y en el camino le desconectaron la alarma”, contó González.

REDES TRAS EL DELITO

En Colombia hay redes criminales especializadas en la venta de autopartes y en el traslado de carros robados de alta gama a otros países, un mercado ilegal que, según Asopartes, ha manejado este año 220 millones de dólares (ver nota anexa).

Precisamente, el exdirector de la Policía Nacional Luis Ernesto Gilibert (general retirado) afirma que el hurto de automotores sigue siendo un negocio atractivo “por el mercado ilegal de las autopartes”. Agrega que existen muchos lugares donde se comercializan las partes de vehículos robados sin ningún control, y los ciudadanos, por ahorrarse unos pesos, recurren a esos sitios.

Gilibert considera que debe haber sanciones ejemplarizantes para los dueños de esos lugares.

Este año, en Medellín, según el comandante de la Policía de esa ciudad, general Jorge Eliécer Camacho, han capturado 25 integrantes de tres redes dedicadas al robo de vehículos, y eso se logró, entre otras cosas, tras la ubicación de personas que comercializaban autopartes.
Esas redes han extendido sus conductas delincuenciales al Valle y Cauca, la costa Atlántica y el Pacífico, según el general Camacho.
En la capital antioqueña, el hurto de vehículos ha bajado este año en 21 por ciento, al pasar de 400 hurtos entre enero y abril del 2018 a 318 este año.
En Cali, en cambio, este delito ha aumentado, según el informe del programa Cali Cómo Vamos, que recoge datos del Observatorio de Seguridad y de la Policía Nacional.
Se pasó de 534 robos en los primeros cuatro meses del año pasado a 644 en el mismo periodo de este año.

Un hecho que incidiría en el aumento del robo de vehículos son las penas bajas que tiene el delito. En Colombia, la condena es de entre siete y 15 años, pero según el caso y con los beneficios legales que hay, el implicado puede terminar pagando entre cuatro y seis años de prisión.

El penalista Francisco Bernate señala que en el 2007 se estableció una pena de entre seis y 13 años de cárcel para el delito de receptación –guardar o comercializar un artículo robado–, pero “la pena se está negociando, los implicados no van a la cárcel y eso está estimulando al delincuente”, anota.

Hugo Acero, experto en seguridad, dice que el hurto de vehículos pasó de ser un delito ocasional a un delito cometido por estructuras criminales transnacionales, en las que alguien roba, otro almacena y otro desguaza, legaliza o exporta. Afirma, incluso, que a las redes están vinculados funcionarios corruptos que facilitan la exportación o importación y la legalización.

“Hay que atacar toda la cadena criminal, no solo al que roba”, agrega Acero.

Fuente: El Tiempo

      Superfinanciera
Defensor del Consumidor
  • Defensor principal: Liliana Otero
    Defensor suplente: Sara Garcés
    Calle 62 # 9 A-80 Of: 817 Ed: Lourdes Center / Bogotá D.C.
  • (057 1) 926 0801
  • defensornacionaldeseguros@
    umoabogados.com
  • Horario de atención: 8:00 am - 6:00 pm
Contáctenos